Cargando…

Los Manantiales

Torremolinos. El complejo se desarrolla en dos ejes. Uno horizontal, a modo de gran basamento, con los servicios públicos, siendo éstos en origen un centro comercial y un hotel-residencia, espacio en proceso de deterioro. Otro vertical, con las tres torres que acogen las viviendas.

⇠ anterior Bienes patrimoniales Cómo citar

Los Manantiales. (Proyecto Patrimonio Herido. Dir: Nuria Rodríguez Ortega. iArtHis_LAB Research Group). Disponible en https://patrimonioherido.iarthislab.eu/bienes-patrimoniales/registros/provincia-de-malaga/los-manantiales/ [26 de junio de 2022 07:01]

Antonio Jesús Santana Guzmán (verificador). Universidad de Málaga. María Antón Valencia. Raquel Gaitán Nekkebroek. Laura Gallardo Martín. Alberto Granados Hita. Jesús Miguel Villaverde Calvo.

APA
Santana Guzmán, A. (revisor), Antón Valencia, M., Gaitán Nekkebroek, R., Gallardo Martín, L., Granados Hita, A., & Villaverde Calvo, J. (26 de junio de 2022). Los Manantiales. Patrimonio Herido. https://patrimonioherido.iarthislab.eu/bienes-patrimoniales/registros/provincia-de-malaga/los-manantiales/
MLA
Santana Guzmán, Antonio Jesús (revisor), et al.. "Los Manantiales". Patrimonio Herido, iArtHis_LAB Research Group, 26 de junio de 2022, https://patrimonioherido.iarthislab.eu/bienes-patrimoniales/registros/provincia-de-malaga/los-manantiales/
Harvard
Santana Guzmán, A. (revisor), Antón Valencia, M., Gaitán Nekkebroek, R., Gallardo Martín, L., Granados Hita, A., y Villaverde Calvo, J. (2022) 'Los Manantiales', Patrimonio Herido, 26 de junio de 2022. Disponible en: https://patrimonioherido.iarthislab.eu/bienes-patrimoniales/registros/provincia-de-malaga/los-manantiales/ (Consultado: 17 de junio de 2021)
Turabian
Santana Guzmán, Antonio Jesús (revisor), Antón Valencia, María, Gaitán Nekkebroek, Raquel, Gallardo Martín, Laura, Granados Hita, Alberto, y Villaverde Calvo, Jesús Miguel, “Los Manantiales”. Patrimonio Herido. 17 de junio de 2021. https://patrimonioherido.iarthislab.eu/bienes-patrimoniales/registros/provincia-de-malaga/los-manantiales/

El conjunto es uno de los ejemplos más interesantes de la denominada “arquitectura del relax” que se puede localizar a lo largo del corredor litoral. Sus formas curvas y su estética brutalista hacen que destaque entre los volúmenes construidos en el municipio de Torremolinos. El antiguo Hotel Tres Torres ha pasado por diversos usos, entre ellos el de sala de fiestas, si bien actualmente se encuentra en un estado lamentable. Sus fachadas presentan un aspecto bastante deteriorado, siendo necesaria su recuperación.

Ubicación geográfica
Avenida de los Manantiales, Torremolinos, Costa del Sol Occidental, Málaga, Andalucía, 29620, España
Otras denominaciones
Las Tres Torres
Torres de los Manatiales
Agentes
Pagán López de Munaín, Luis Alfonso [Arquitecto]
Avellaneda, Florentino [Aparejador]
González de la Blanca, Virgilio [Aparejador]
Fecha inicial
1969
Uso primario
Residencial, hostelero y comercial
Situación legal

Está catalogado con conjunto singular en el Plan General de Ordenación del Territorio de Torremolinos del año 2020, si bien este documento no está actualmente autorizado por la Junta de Andalucía. En el planeamiento anterior, del año 1996, no se incluye.

Valores patrimoniales

El complejo se presenta como uno de los mejores exponentes de la arquitectura brutalista de finales del siglo XX, teniendo su referente directo en el edificio Torres Blancas de Madrid, hito de la arquitectura organicista española realizado por Francisco Javier Sáenz de Oriza.

El conjunto se emplaza como una de las mejores soluciones paisajísticas de la Costa del Sol, poniendo en alza dos de los elementos más idiosincráticos del entorno mediterráneo, el sol y el mar. Es una de las propuestas más sobresalientes de los intentos de arquitectura vertical en el litoral malagueño, exteriorizándose en sus formas colosales y organicistas, siguiendo así la tradición del denominado movimiento moderno.

Plásticamente, la ordenación del diseño se circunscribe dentro del racionalismo y del funcionalismo, reduciéndose las formas compositivas a volúmenes geométricos y simples. De este modo, el lenguaje arquitectónico empleado en esta proyección bebía de las premisas teóricas que apostaban por la adaptación de lo decorativo a la funcionalidad, concibiendo así la creación de espacios habitables sujetos al estricto sentido de lo funcional y lo austero.

Es así como en la zona peninsular mediterránea se comienza a fraguar lo que se conoce como la “arquitectura del sol”, o “arquitectura del relax”, desde principios de los años cincuenta hasta mediados de los setenta, momento en el que España se inicia en el ámbito del turismo.

La impronta visual de este nuevo conjunto urbanístico y paisajístico se vincula con la apariencia del no-lugar, por lo que el aspecto descarnado y puramente geométrico favorecerá la intencionalidad de promover la individualidad del ciudadano como consumidor.

El conjunto residencial Los Manantiales se alzaría apostando por el trazado vertical y el carácter organicista. El empleo del hormigón y el ladrillo refuerza, intencionadamente, esa plasticidad rústica, brutalista, que se alterna con las formas caprichosas y curvas en zonas puntuales, a través de una regia escalera helicoidal, siguiendo así la influencia del metabolismo japonés.

Sin duda alguna, una “máquina de habitar” donde las funciones domésticas y privadas de las célula residenciales conviven con los espacios públicos de la planta baja, destinados al consumo público y al comercio.

 

Descripción técnica

Los Manantiales destaca por ser una arquitectura de carácter notablemente organicista. La expresividad y riqueza ornamental son puestas en relieve mediante la plasticidad del hormigón, empleado en elementos sustentantes y fachadas. El culto a la verticalidad, lo curvo, el uso del ladrillo y del hormigón, junto al cromatismo, suponen el sometimiento del racionalismo en pos de la expresión del estilo brutalista, corriente a la que se adscribe el conjunto.

La agrupación residencial se erige sobre un basamento romboidal constituido por dos placas superpuestas de hormigón, con el objetivo de separar la zona pública y privada ya descritas. Verticalidad y horizontalidad combaten en una lucha de volúmenes y perspectivas, otorgando al conjunto un significativo dinamismo visual. Así pues, las edificaciones verticales constituyen tres torres de elevada altura (63 metros) que dan cobijo a las viviendas. En contraposición, la edificación horizontal refugia un hotel y un centro comercial.

Las diferentes torres se encuentran distribuidas rítmicamente por el perímetro, garantizando amplios espacios destinados a zonas ajardinadas y al paseo privado. En cuanto a la organización estructural, aquellas adoptan una configuración radial. De este modo, las viviendas se ubican en la parte exterior del edificio con el fin de que los residentes puedan disfrutar de las condiciones climatológicas de la costa malagueña.

Por otro lado, cada uno de estos elementos en altura está compuesto por dieciocho plantas divididas en seis secciones. Mientras que cinco de estas se destinan a conformar espacios domiciliarios, la restante, en la zona norte, se destina la zona de comunicación vertical, contando con un montacargas, ascensores y, de igual forma, una escalera helicoidal en el exterior del conjunto arquitectónico.

Factores de riesgo

Este elemento constituye un hito de la arquitectura contemporánea a nivel provincial y regional. El conjunto cuenta con más de cincuenta años de existencia, algo que suscita, junto al abandono parcial y las actuaciones inadecuadas de los últimos tiempos, un nivel de deterioro considerable.

En la actualidad, sigue dando hospedaje a numerosas familias locales y turistas que, cual batallón, invaden masivamente la Costa del Sol. No obstante, más allá de la zona de viviendas, alarma la situación del espacio ocupado antaño por el Hotel Tres Torres, hoy día en completo estado de ruina y donde se alcanzan, las mayores cotas de precariedad. Los ventanales contiguos que recorren toda la galería están, en su mayoría, rotos o tapados con simples tablones de madera que facilitan la entrada descontrolada de individuos ajenos a la propiedad, provocando, aún si cabe, más desperfectos en el lugar.

La escalera que conduce al piso superior se halla en estado de drástico deterioro e incluso, de dudosa fiabilidad para un uso seguro. Otro de los aspectos a tener en cuenta es el avanzado estado de degradación causado por la humedad y el moho a causa de las filtraciones de agua, como consecuencia directa del deterioro de la infraestructura, que han provocado la oxidación y descomposición de muchos de los materiales que conforman el inmueble.

A pesar de ello, la solución que más apremia es la destinada a reparar los desprendimientos de cornisas, tejas y ladrillos, que suponen un verdadero peligro para los viandantes que a diario transitan por la zona. En torno a este aspecto, se han presentado ya algunas denuncias por parte de asociaciones vecinales que, hasta el momento, no han gozado de éxito.

Del mismo modo, el edificio se ha visto estéticamente afectado. Las intervenciones realizadas en los últimos cincuenta años no han sido las adecuadas, desembocando en la desvirtuación de la armonía visual que el conjunto destilaba originalmente. Por este motivo, un espacio que debería ser considerado de enorme interés por su estilo y calidad arquitectónica parece, hoy en día, debido a las malas condiciones en las que se encuentra, un lugar que nada tiene que ver con su significación original, donde todo lo fue y nada es en la actualidad como víctima sincera del pasar del tiempo.

El ruinoso estado actual, sobre todo en la zona que en otro tiempo ocupaba el Hotel Tres Torres, exige ser rehabilitado en vistas de la seguridad de los ciudadanos que cada día caminan por los alrededores. Además, la intervención en el inmueble ha de recuperar y poner en alza los valores histórico-artísticos de este conjunto arquitectónico.

Propuestas de uso

Cultural

Primeros auxilios

La propuesta de uso nace con la intención de dar respuesta a la grave situación de deterioro en la que se encuentra el antiguo Hotel Tres Torres. Es por esta razón, por tanto, por la que las acciones de primeros auxilios irán destinadas a la recuperación de dicho sector.

En primer lugar, se ha efectuado un escueto y preciso diagnóstico del inmueble con el objetivo de identificar y evaluar su estado. Así pues, se ha llegado a la conclusión de que las primeras acciones de intervención han de ir destinadas a subsanar los focos de procedencia de las humedades localizadas en techos y paredes. Seguidamente, se iniciará la eliminación de aquellas partes dañadas con el propósito de devolver a su estado original aquellos aspectos que se han visto perjudicados. Asimismo, se propone la desinstalación de tuberías y bajantes que se encuentren en estado de deterioro con el fin de desarrollar a corto plazo un nuevo sistema de instalaciones.

Por otra parte, el significativo y nocivo estado de los vanos que recorren la fachada del edificio ponen en peligro la seguridad de los viandantes. A tal efecto, esta propuesta considera de vital relevancia la actuación inminente sobre ellos. Consecuentemente, se llevará a cabo la supresión de todos los tablones que ejercen la función de cerramiento por nuevos elementos de mayor calidad material y resistencia a la inclemencias meteorológicas. De igual modo, serán sustituidos los vidrios quebrados con el ánimo de devolver al edificio su imagen primigenia y recuperar la armonía estético-visual del conjunto.

Las medidas de seguridad serán otro de los aspectos a tener en cuenta en esta propuesta de primeros auxilios. Es por esta razón por la cual se procederá a la instalación estratégica de puntos de videovigilancia, con el objetivo de evitar el acceso a personas ajenas a la propiedad. Por otro lado, la puerta de entrada a la primera planta será renovada por una nueva, robusta y sólida que contribuya a garantizar la seguridad del inmueble y que, en ningún caso llegará a comprometer la estética del conjunto.

En último término, se efectuarán labores de limpieza y desinfección. Y es que, efectivamente, esta es una de las causas que han llevado al edificio a este desafortunado estado de degradación dada la falta e incapacidad de la edificación de combatir los agentes externos de degradación como causa sustancial a la ausencia de mantenimiento y conservación.

Intervención propuesta

Atendiendo a las necesidades de una actuación más profunda, se reforzarán a nivel estructural cornisas y ventanas que presenten mayor degradación. La escalera que da acceso al primer piso, constituye otro de los elementos del edificio a incluir en este proceso de rehabilitación. De esta forma, aquellos escalones que hayan sufrido desperfectos se reemplazarán por otros, devolviénsedole así, su funcionalidad.

Sería de vital interés aprovechar la disposición de la estructura original del hotel. Esta parte del inmueble seguirá presentando una simplicidad decorativa, yendo destinada a la creación de un centro de interpretación cultural donde se pongan en alza los valores simbolistas de la “arquitectura del sol» y de la «arquitectura del relax”.

Para ello, se acondicionará una sala expositiva adaptada al perímetro del recinto, disponiéndose en la misma un corpus fotográfico sobre las diversas edificaciones arquitectónicas del litoral malagueño que respondan a esta tipología constructiva de vanguardia. Se mostraría así uno de los capítulos más sugestivos sobre la arquitectura contemporánea de la provincia y la voluntad estética de que la misma se gestaba a la hora de cubrir las diferentes necesidades turísticas y residenciales del momento.

Al mismo tiempo, la propuesta sugiere la reconversión de la terraza superior en cafetería, con la intención de generar un espacio de ocio y esparcimiento. Sin lugar a dudas, un perfecto escenario donde asimilar la sensibilidad vacacional y despreocupada que caracteriza a la Costa del Sol.

A tenor de lo expuesto, la propuesta de uso planteada halla justificación en la necesidad de generar un espacio donde cultura y ocio converjan. De esta forma, se llevará a cabo un amplio y didáctico programa de actividades que permitirá el genuino acercamiento entre el público local y extranjero. Su objetivo es convertirlo en punto de referencia a nivel expositivo y consolidar, asimismo, el centro de interpretación como un espacio cabalmente accesible físico e intelectualmente para el público con diversidad funcional.

No es baladí, por tanto, que la responsabilidad social guíe los planteamientos museográficos de este lugar con el propósito de forjarse como museo accesible. Así pues, maquetas de los edificios expuestos, carteles en braille o visitas guiadas servirán de ejemplo para garantizar el eficaz acercamiento de la exposición con el público con deficiencia visual. Por otro lado, los visitantes con discapacidad auditiva podrán disponer de bucles magnéticos o de un intérprete en lengua de signos. De igual modo, la accesibilidad física constituye otro de los aspectos a tener en cuenta, ya que el centro de interpretación se encuentra ubicado en la planta alta de este sector del edificio, por lo que se instalarán sillas eléctricas. Además, la ordenación del espacio atenderá a este aspecto con el fin de facilitar el movimiento de personas con movilidad reducida.

Simultáneamente, el centro contará con recursos tecnológicos, tales como puntos de realidad virtual donde el visitante podrá viajar e interactuar por el interior del Conjunto Los Manantiales, con el fin de captar, estratégicamente, el interés del público joven por la exposición. Además, se efectuarán actividades mensuales para atender aquellos colectivos en situación de vulnerabilidad.

La reformulación de la terraza superior en cafetería, cuyos ingresos generados repercutirán directamente en la conservación del inmueble, permitirá culminar la visita del público, siendo este espacio un punto de encuentro entre el visitante y el conjunto arquitectónico, y desde donde, además, el visitante podrá apreciar las afamadas torres que forman parte del complejo.

A su vez, se desarrollarán rutas por la localidad malagueña con el objetivo de presentar recorridos temáticos sobre la arquitectura contemporánea de Torremolinos. De tal forma, a través de este trazado cultural, se persigue acercar a la ciudadanía, local y provincial, su propia historia cultural y arquitectónica. Se trata de una propuesta que, en definitiva, busca recuperar lo perdido con el objetivo de encauzar el destino de un inmueble ignorado, recurriendo a la restauración inmediata y a su conservación a largo plazo.

Imagen de propuestas futuras
Propuesta de intervención en el antiguo Hotel Tres Torres, Torremolinos, 2021
Propuesta de intervención en el antiguo Hotel Tres Torres, Torremolinos, 2021. Gallardo, L.
Imagen actual
Los Manantiales, Torremolinos. Alzado de las habitaciones del antiguo hotel y torre norte, 2021
Los Manantiales, Torremolinos. Alzado de las habitaciones del antiguo hotel y torre norte, 2021. Villaverde, J.
Los Manantiales, Torremolinos. Desperfectos en la fachada de las habitaciones del antiguo hotel, 2021.
Los Manantiales, Torremolinos. Desperfectos en la fachada de las habitaciones del antiguo hotel, 2021.. Villaverde, J.
Los Manantiales, Torremolinos. Desperfectos en la fachada del restaurante del antiguo hotel, 2021.
Los Manantiales, Torremolinos. Desperfectos en la fachada del restaurante del antiguo hotel, 2021.. Villaverde, J.
Imagen histórica
Los Manantiales, Torremolinos. Planta general.
Los Manantiales, Torremolinos. Planta general.. Pagán. L. A. (1976/03). Los Manantiales. Informes de la Construcción, 28 (278), 27. Disponible en: https://doi.org/10.3989/ic.1976.v28.i278
Los Manantiales, Torremolinos. Planta hotel-residencia
Los Manantiales, Torremolinos. Planta hotel-residencia. Pagán. L. A. (1976/03). Los Manantiales. Informes de la Construcción, 28 (278), 28. Disponible en: https://doi.org/10.3989/ic.1976.v28.i278
Los Manantiales, Torremolinos, maqueta
Los Manantiales, Torremolinos, maqueta. Torremolinos Chic (2021). Arquitectura. Disponible en: http://www.torremolinoschic.com/cultura/arquitectura/ [Consulta: 17-06-2021].
Los Manantiales, Toremolinos. Vista desde el norte, ca. 1971
Los Manantiales, Toremolinos. Vista desde el norte, ca. 1971. Pagán. L. A. (1976/03). Los Manantiales. Informes de la Construcción, 28 (278), 24. Disponible en: https://doi.org/10.3989/ic.1976.v28.i278
Referencias

Castillo, A. (2019). Los Manantiales. 50 años de un icono del brutalismo (Torremolinos 1969-2019). Disponible en: https://www.underwoodcomunicacion.com/pub/Los_Manantiales_largo.pdf [Consulta: 2021/03/09].

Castillo, A. (2019). Tres iconos de la arquitectura brutalista. Diario Sur. Disponible en: https://www.diariosur.es/malaga/tres-iconos-arquitectura-20190822140321-nt.html [Consulta: 2021/03/10].

Gómez, F. (1971). Conjunto Los Manantiales en Torremolinos. Arquitectura: Revista del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) Nº145, pp.12-15. Disponible en: https://www.coam.org/es/fundacion/biblioteca/revista-arquitectura-100-anios/etapa-1959-1973/revista-arquitectura-n145-Enero-1971

Méndez Baiges, M. (2012). Arquitectura, ciudad y territorio en Málaga (1900-2011). Málaga: Geometría.

Morales Folguera, J.M. (1981). El planteamiento del urbanismo del ocio en la Costa del Sol Occidental, posibilidad e imposibilidad. Boletín de arte, nº2, pp. 115-156. Disponible en: https://dialnet.unirioja.es/servlet/autor?codigo=268140 [Consulta: 2021/03/11].

Pagán. L. A. (1976/03). Los Manantiales. Informes de la Construcción, 28 (278), 23-30. Disponible en: https://doi.org/10.3989/ic.1976.v28.i278

Torremolinos (2017/11/28). Revisión y adaptación a la LOUA del PGOU de Torremolinos. En Andalucía (2020/01/11) Boletín Oficial de la Junta de Andalucía, extraordinario 1, art. 146. Disponible en: https://www.torremolinos.es/ayuntamiento/urbanismo-infraestructuras/

Vega Vallejo, I. (2012) Conjunto Los Manantiales. Arquitectura del Siglo XXI en Málaga. Disponible en: https://www.arquitecturademalaga.es/conjunto-los-manantiales/ [Consulta: 2021/03/09].

 
es_ES
en_US